Google+ Followers

26 diciembre 2016

¡Adiós, Santiago!



En Plaza de Armas la chica apoya la maleta en el suelo. Respira hondo y grita: ‘’¡Adiós, Santiago! ¡El amor nunca estuvo aquí!’’. 

Su declaración paraliza a los transeúntes, espanta a las palomas, entristece a los árboles y pone en alerta a los gendarmes.


Recoge la maleta y emprende su camino, sin percatarse del temblor que sus palabras provocaron en la propia ciudad. 

03 diciembre 2016

Desde el mirador




Asciende sin prisas hasta el mirador del cerro. Al llegar, observa la ciudad que pareciera descansar a sus pies. Cierra los ojos y logra escuchar el eco lejano de aquella última conversación que sostuvieron años atrás: ‘’Voy a extrañarte’’, dijo, a lo que él respondió: ‘’No, chiquilla, no me extrañe que no valgo tanto la pena’’. Abrió los ojos. La ciudad seguía indemne a sus pies, mas no así ella, que había sucumbido de nuevo a los recuerdos.