Google+ Followers

03 diciembre 2016

Desde el mirador




Asciende sin prisas hasta el mirador del cerro. Al llegar, observa la ciudad que pareciera descansar a sus pies. Cierra los ojos y logra escuchar el eco lejano de aquella última conversación que sostuvieron años atrás: ‘’Voy a extrañarte’’, dijo, a lo que él respondió: ‘’No, chiquilla, no me extrañe que no valgo tanto la pena’’. Abrió los ojos. La ciudad seguía indemne a sus pies, mas no así ella, que había sucumbido de nuevo a los recuerdos. 

No hay comentarios: